domingo, 29 de enero de 2012

Kenia

Tengo una perra, de raza pastor alemán, que a mi nieta le entusiasma, hasta el punto de que cuando la niña no quiere comer, sólo tenemos que prometerle jugar con ella y se lo come todo sin rechistar.
Pues para que siempre pueda verla, aunque no esté aquí, pinté este cuadro de la perra y se lo regalé a mi nieta. Se lo han puesto sus padres en su cuarto de jugar y queda muy bien.
Es acrílico sobre lienzo de 81 x 65 

1 comentario:

  1. Ahora que conozco a kenia,puedo decir que está autentico.

    ResponderEliminar